4 errores financieros que debes evitar

Hombre a punto de ser aplastado por una ola(CC BY-NC-ND 2.0) Vincent Moschetti

Invertir dinero es percibido por muchas personas como muy difícil, por lo que a menudo dejan este tema a sus asesores financieros. Deberías sentirte responsable de tu propio dinero - después de todo quien mejor que tú para cuidar tu dinero! Sobre todo, es importante evitar ciertos errores.

Error 1: Evaluación incorrecta de la tolerancia al riesgo

En primer lugar, debes ser honesto contigo mismo y definir claramente cuán dispuesto estás a correr riesgos. Mucha gente juzga mal su voluntad de arriesgarse y luego toma decisiones equivocadas.

Por ejemplo, entran en pánico después de una caída y venden sus valores a precios mínimos porque no pueden hacer frente mentalmente a la pérdida de su cartera. Este es un comportamiento irracional y uno de los mayores errores que puedes cometer como inversor.

Aquí hay un pequeño ejemplo sobre ello: Tienes la opción de elegir entre dos opciones.

  • Con la opción A tienes un 50% de posibilidades de ganar 100 euros y un 50% de posibilidades de ganar 0 euros.

  • Con la opción B ganas 10 euros con un 100% de posibilidades de ganar.

Si eres muy reacio al riesgo, eliges la opción B, porque tienes 10 euros seguros. Sin embargo, si piensas racionalmente, eliges la opción A porque tu beneficio esperado es de 50 euros (0.5 x 100 euros + 0.5 x 0 euros). Dado que el valor esperado de la opción A (50 euros) es superior al de la opción B (10 euros), debes elegir la opción A.

Pero, ¿cómo sería todo ahora si los números se hicieran más grandes?

Si eliges la opción A, ganas el 50% de nada y el 50% de 100.000 euros.
La opción B, por otro lado, le garantiza 10.000 euros al 100%.
Así que no es sorprendente que elijas B en lugar de A. Si se añaden unos cuantos ceros más y las sumas aumentan a 100 millones con la opción A y a 10 millones con la opción B, entonces casi nadie escogerá ya la opción A.

A pesar de la ganancia segura de 10 millones de euros, B sigue siendo una elección irracional, ya que el valor esperado sigue siendo significativamente inferior al de A (50 millones de euros). No obstante, la elección de B es comprensible, ya que la evaluación de los riesgos está fuertemente relacionada con el bienestar personal.

Por lo tanto, determine usted mismo la cantidad máxima de pérdida que puede afrontar en su cartera. ¿Puede dormir bien a pesar de una pérdida del 50%, o vende sus valores con pánico en este caso?

Error 2: Creer en los "expertos" del mercado de valores

La gente tiende a seguir los consejos de las autoridades sin cuestionarlos. Este fenómeno se describe con el término "sesgo de autoridad" (authority bias en inglés).

Esto también se aplica a otras áreas, pero especialmente en el área de la inversión, muchos inversionistas privados se ven afectados. Un buen ejemplo de esto son los muchos gurús del mercado de valores, que prometen ganancias increíbles y de repente desaparecen - llevándose el dinero de los que han creído en el.

La mayoría de ellos se han hecho populares porque han hecho una buena comercialización de su propia persona o han previsto una caída del mercado de valores en un momento determinado. Pero su precisión de previsión tampoco es muy alta. 

A pesar de que muchas personas han caído en esta trampa, muchas personas siguen cayendo día con día en estafadores como estos.

La razón es el principio de los gurús del mercado de valores, que se aplica una y otra vez, para simplemente repetir las declaraciones que se han hecho correctamente. Por otro lado, no se mencionan las muchas previsiones que han demostrado ser erróneas.

Por lo tanto, siempre se debe ser escéptico con respecto a los expertos. Esto se aplica a los gurús de la bolsa de valores de la televisión, así como a tu asesor bancario o al secretario de finanzas de tu país. La economía y los mercados financieros son muy complejos para que cualquier persona pueda analizarlos, comprenderlos plenamente y predecirlos.

Incluso los grandes bancos de inversión suelen desviarse de sus previsiones sobre la situación de un determinado índice bursátil al final del año. Por lo tanto, siempre debe informarse sobre los temas relevantes y, en última instancia, formarse su propia opinión.

Error 3: Escuchar y creer los pronósticos

¿Con qué frecuencia ha escuchado las siguientes declaraciones?

  • "El dólar subirá y el peso ya no valdrá nada."

  • "El país está al borde de la bancarrota nacional."

  • "¡El mundo se está quedando sin petróleo! Y eso trae consigo la amenaza de una tercera guerra mundial".


Los inversores privados a menudo se dejan guiar por tales pronósticos y, por miedo, ya no invierten dinero, especialmente no en la "diabólica" bolsa de valores. O invierten su capital con excesiva frecuencia en productos básicos como el oro o la plata.

Para contrarrestar esta actitud, debería recordar una cita de Sir John Templeton, el fundador de la ahora enorme empresa de gestión de capital Templeton Investments.

En su opinión, las cuatro palabras más peligrosas en la inversión son

“This time it‘s different (Esta vez es diferente)”

Templeton reconoció desde el principio que la economía está sujeta a un ciclo y que también hay altibajos en los mercados de valores. En las fases bajas, la gente a menudo se vuelve muy pesimista y piensa que el mundo "se va a acabar", que el sistema económico ya no funciona o que la inflación aumentará excesivamente. Verá que la mayoría de estas declaraciones no se hacen realidad. Sin embargo, muchos inversores cometen este error y escuchan demasiado las previsiones.

Por lo tanto, siempre se debe ser escéptico a los pronósticos. Forme su propia opinión independiente obteniendo información completa sobre temas económicos. Si sólo escuchas a los demás, estás tomando un gran riesgo.

Error 4: Dejar para después las decisiones financieras importantes


Mucha gente encuentra el tema de las finanzas molesto, por lo que no les gusta tratar con él. En parte, esta actitud es comprensible, porque a menudo se basa en malas experiencias. Malas noticias como las crisis financieras, un agente de seguros fraudulento que sólo quiere ganar una alta comisión al firmar el contrato o altas comisiones en los bancos son sólo algunos ejemplos.

Un entorno tan negativo tiene una mala influencia en la voluntad de planificar sus propias finanzas lo antes posible y de forma eficiente.

Es muy importante empezar a ahorrar e invertir lo antes posible.

La razón principal es el efecto del interés compuesto: cuanto antes empiece a invertir, más tiempo ganará su capital un interés exponencial.

Aunque lleva algún tiempo comprender plenamente el mundo de las finanzas, no tiene sentido esperar hasta que se hayan captado plenamente las cuestiones financieras antes de invertir. Aprenda al mismo tiempo y asegúrese de que está bien informado sobre los productos financieros en los que está invirtiendo su dinero.

Tenga en cuenta que no todo funcionará como se desea cuando invierta su dinero. Con algunas inversiones, puede "quemarse los dedos", pero con otras tendrá suerte.

Despídase de la idea de un portafolio perfecto o de una inversión perfecta, porque no existe. Empieza con la inversión, adquiere más conocimientos paso a paso y aprende de tus errores. De esta manera puedes optimizar tu cartera cada vez más.

Resumen

Te presentamos cuatro errores financieros que mucha gente comete y te proveemos de información para que sepas como evitarlos. Tú eres el mejor cuidador para tu propio dinero.