8 ventajas financieras de los solteros

Vato brincando al agua(CC 0) Free-Photos

Como persona soltera, puedes suponer que las parejas lo tienen más fácil económicamente. Al fin y al cabo, las parejas casadas tienen un compañero de piso incorporado, por así decirlo, con el que pueden compartir todos los gastos y que, en el mejor de los casos, aporta un segundo ingreso. Pero si eres soltero, tienes formas igualmente fantásticas de ahorrar dinero, sólo que completamente diferentes. Aquí hay ocho maneras.

1. Libertad en la elección de la comida

La mayoría de las parejas esperan comer juntos una vez al día. Como persona soltera, no tienes que preocuparte por una comida que te haga derrochar, puedes comer lo que quieras: ya sea un tazón de cereales, un sándwich con queso o un licuado de plátano. Nadie te juzgará. Si lo haces de manera informal, puedes ahorrar mucho dinero.

2. No existen viejas cargas financieras

Si tu pareja tiene deudas, puede ser muy estresante. En cambio, siendo soltero, tienes todo el control y no tienes que preocuparte por las carencias económicas de tu media naranja.

3. Opciones de vivienda alternativas

Los departamentos individuales son caros. Pero como persona soltera tienes otras opciones. Por ejemplo, la casa de tus padres. Es cierto que esto no es nada atractivo, pero es barato o incluso gratuito. Y no tiene que ser para siempre, puedes mudarte en cualquier momento. Pero vivir con tus padres no es la única forma de ahorrar mucho dinero en alojamiento. Si tienes tu propia casa, por ejemplo, con compañeros de piso. Si alquilas, pagarás una parte correspondiente, pero si tienes una casa en propiedad, uno o dos compañeros de piso pueden cubrir gran parte de tus gastos. Por último, los pisos compartidos son otra opción de vivienda asequible para los solteros.

4. Control total

Las parejas suelen discutir en torno al dinero, sus puntos de vista sobre el consumo y los hábitos de ahorro suelen ser muy diferentes. A menudo, uno de los miembros de la pareja es frugal y al otro le gusta gastar. Como persona soltera, no tienes que preocuparte por esto. Nadie más que tú tiene acceso a tu dinero ganado con esfuerzo y nadie te dice lo que tienes que hacer con él.

5. El tiempo es oro

Las relaciones son buenas, pero cuestan mucho tiempo y energía. Seguro que alguna vez has tenido que ir a reuniones familiares a las que no te apetecía ir, o a fiestas en las que no conocías a nadie. Por no hablar de ir al teatro, de los maratones de cine o de otras cosas que a tu pareja le parecen totalmente increíbles. En cambio, como persona soltera, puedes gestionar tu tiempo libremente. Por ejemplo, puedes seguir estudiando en tu tiempo libre, aceptar un trabajo a tiempo parcial o crear tu propio negocio. El mundo está abierto para ti.

6. No hay gastos relacionados con la boda

Las bodas son increíblemente caras. De acuerdo al Libro blanco de las bodas realizado por Bodas.com.mx en colaboración con ESADE y Google, en promedio las parejas en México gastan en su boda 180 mil pesos. Sin embargo, esta cantidad puede variar de acuerdo a la zona de la República en la que se realice la celebración.

Los novios en la zona sureste son los que más invierten: en Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán el precio promedio de las bodas es de 205 mil pesos. En el noroeste, es decir, Baja California, Baja California Sur, Sinaloa y Sonora, la inversión disminuye a 178 mil pesos, aproximadamente.

Si prefieres analizarlo de acuerdo al costo por invitado, las bodas mexicanas son de 197 invitados, en promedio, y el costo aproximado que los novios pagan es de 914 pesos por persona. Como persona soltera, estos elementos no son un problema por ahora. En cambio, puedes seguir ahorrando y hacer realidad otros sueños.

7. Flexibilidad en el trabajo

Las parejas no pueden trasladarse al otro lado del país para empezar un nuevo trabajo. Ambos tendrían que estar de acuerdo y tener perspectivas de trabajo. Los solteros no tienen esas restricciones. Si quieres, puedes mudarte a una ciudad más económica o irte a la playa a trabajar, si eso es lo que a ti te gusta.

8. Metas financieras extremas

La asociación se basa en el compromiso. Cuando estás soltero, puedes hacer lo que quieras. Esto también se aplica a las cuestiones financieras. ¿Quieres alcanzar la independencia financiera y jubilarte pronto? Con una tasa de ahorro lo suficientemente alta, puedes hacerlo. ¿O sueñas con montar tu propio negocio? Maravilloso, entonces tienes la oportunidad de poner todo tu dinero en su crecimiento. O puedes tomarte un año libre y viajar por el mundo. En cualquier caso, utiliza tu libertad y ponte metas altas.

Resumen

Ser soltero no supone una desventaja económica. Por el contrario, debes hacer de la "libertad" tu ventaja. Al tener más tiempo para ti, puedes llevar a cabo todos tus planes sin detenerte por nadie.