La nueva forma de ahorrar para obtener mejores rendimientos

Alcancía perdiendo dinero(CC 0) Kevin Schneider

El ahorro no ha pasado de moda. Sólo porque las libretas de ahorros, así como las cuentas de depósito a plazo fijo, ya no ofrecen tasas de interés atractivas, sería exactamente el camino equivocado si no se ahorrara. Más bien, necesitas repensar y redefinir el ahorro.

Un consejo que se lee con frecuencia dice que un comienzo temprano es importante si se quiere acumular activos para la vejez. Sin embargo, la situación financiera suele ser tensa, especialmente a una edad temprana. Hay que financiar los estudios o durante la educación el salario es tan bajo que queda poco dinero para vivir aparte del alquiler. Mucha gente está convencida de que sabe exactamente cuánto dinero gasta al mes y en qué. Mi experiencia me muestra, sin embargo, que esto rara vez es realmente cierto.

El libro de gastos muestra tu potencial de ahorro

Por eso mi consejo a quien quiera liberar recursos financieros es que lleve un libro de presupuestos. Anotar cada gasto, no importa cuán pequeño sea, durante un mes o ponerlo en una app ayuda a ver a dónde va el dinero. Los fumadores, por ejemplo, pueden ver claramente lo caro que es su vicio. Una restricción de este "lujo" no sólo sería buena para su salud, sino que también ahorraría dinero.

Lo mismo se aplica, por supuesto, a las frecuentes visitas a restaurantes u otras actividades de ocio costosas. La visualización de los gastos es absolutamente necesaria. Incluso si estás convencido de en qué estás gastando tu dinero, a menudo te abre los ojos. De esta manera, puedes lograr ahorrar - en el sentido de reducir los costos. Esto incluye comprobaciones regulares de las tarifas telefónicas o de los seguros. Por último, regularmente hay nuevas ofertas en las que se puede encontrar una mejor relación calidad-precio de los artículos o servicios que usas.

El dinero salvado de la quema debe entonces ser puesto en buen uso. Si el dinero está en la chequera o en cuentas de depósito a plazo fijo o a la vista, los ahorradores pierden dinero. No reciben ningún interés por sus ahorros, sino que la inflación se encarga de que éste pierda su poder adquisitivo. Si quieres obtener rendimientos atractivos, una de las mejores opciones es la de invertir en acciones.

El ahorro también puede hacerse con la ayuda de acciones

La palabra "ahorrar" también se puede encontrar en el "plan de ahorro", sólo que el dinero no fluye hacia una cuenta que no devenga intereses, sino que se ahorra en acciones. Tu dinero ahorrado en lugar de ir a una alcancía o debajo del colchón lo usas para comprar acciones - así de sencillo. Si empiezas a ahorrar en los primeros años, puedes invertir el 100 por ciento de tu dinero en acciones. El largo horizonte de inversión asegura que el riesgo es comparativamente bajo. Históricamente, el rendimiento medio de un fondo o índice de inversión en acciones a nivel mundial es de alrededor del 7%, a pesar de las tres crisis mundiales vividas desde 2000 (dot com, 2007-2008, coronavirus).

Sólo cuando se trata del momento del cobro se debe pensar en realizar los beneficios a tiempo o cambiar a valores a corto plazo, menos arriesgados. El timing es innecesario al principio de un plan de ahorro. Muchos ahorradores que invierten en acciones por primera vez están preocupados por las caídas de los mercados financieros, y los fuertes reveses, especialmente al principio de un plan de ahorro, son incluso buenos para el rendimiento a largo plazo.

Esto se debe al llamado efecto de promedio de costos (Cost-Average Effect). Esto significa que el precio de compra cambia con el tiempo, porque por la misma cantidad de dinero se obtiene un número diferente de acciones de valores cada mes. Cuanto más bajo es el precio, más acciones recibe y el precio de compra se ajusta en consecuencia.

Aumentar la tasa de ahorro en los mercados en declive

Algunos inversores se ponen nerviosos cuando los mercados caen y dicen que prefieren hacer una pausa con el plan de ahorro. Pero sería mejor en ese momento incluso aumentar la tasa de ahorro, si puedes permitírtelo. Después de todo, los ahorradores acumulan más acciones a precios más bajos.

Esta flexibilidad es otra ventaja. Dependiendo de la evolución de tus ingresos, más tarde puedes aumentar, reducir o incluso detener el plan de ahorro. Sin embargo, los ahorradores que no tienen experiencia previa en el mercado de valores pueden carecer de valor para invertir en valores por primera vez. Entonces vale la pena empezar con contribuciones más pequeñas para deshacerse de este miedo. Por lo general, las preocupaciones se evaporan cuando se ha dado el primer paso y se ha superado la primera compra.

La pregunta sigue siendo en qué deberían invertir su dinero los ahorradores. La base debería ser un producto de inversión global, ya sea un fondo de acciones o un ETF. Los ETF son la opción más barata, pero también hay fondos que valen la pena pagar cierta tarifa. Además, hay que invertir un poco de tiempo y buscar productos que históricamente han superado el índice de referencia.

Resumen

Si aún ahorras en efectivo, estás perdiendo dinero. Una alternativa sencilla y conveniente es utilizar ese efectivo para comprar acciones. Es decir ahorrar en acciones y no en efectivo.