Alto! No todo tu dinero debe ir a la bolsa de valores

Playa en Bali(CC 0) Anna Palinska

Siento interrumpir tu ilustre carrera de inversor para este importante anuncio de servicio público. El dinero que necesitas en el próximo mes, los próximos cinco meses o los próximos cinco años no tiene cabida en las acciones.

Lee esa frase de nuevo. Es la clave para evitar la pena, los dolores de cabeza y las preocupaciones.

El peor lugar para una inversión a corto plazo es donde el riesgo es mayor de que el dinero valga menos cuando más se necesita. Eso deja al mercado de valores fuera de la jugada, ya que sus altibajos son como una montaña rusa, como se puede ver en cualquier gráfico que traza los precios mes a mes. Ahora, no queremos asustarte y ahuyentarte de las acciones. En períodos de cinco o diez años, el gráfico se transforma. Si mes a mes parece una montaña rusa, ésta se transforma en una suave subida cuando se toma una vista más larga. La clave es el tiempo: dale tiempo a tu dinero para atravesar los altibajos del mercado de valores y cosechar las recompensas de la inversión a largo plazo.

El mejor lugar para tus inversiones a corto y medio plazo

Hay una variedad de opciones de inversión para el dinero que necesitarás pronto, incluyendo cuentas corrientes, cuentas de ahorro, depósitos a la vista y ahorros de tasa fija. Todas estas opciones de inversión son seguras: no pagan una alta tasa de interés, posiblemente ni siquiera la tasa de inflación a las tasas de interés actuales, pero garantizan que todo tu dinero "invertido" estará allí cuando lo necesites.

Recuerda, sin embargo, que un tipo de inversión puede no ser la mejor inversión para todo el dinero que necesitas a corto plazo. Por ejemplo, el dinero que se necesita para el pago inicial de una casa en unos pocos años es ideal para el ahorro a tasa fija. La cuota del campamento de entrenamiento de fútbol de tu hijo, que vence en unos meses, está mejor en una cuenta de ahorros.

Ahorros permanentes

Gran parte de tus inversiones a largo plazo (especialmente el dinero para tus años de jubilación) pertenece a cuentas que están diseñadas sólo para ese propósito - nos referimos al plan de pensiones del Estado, AFORES, el plan de pensiones de la empresa o los planes de pensiones privados que pagas a ti mismo. Estos están diseñados para ayudarte a alcanzar tu objetivo de una buena jubilación. Y como estas inversiones tienen ventajas fiscales, deberías empezar a invertir lo antes posible para poder aprovechar el efecto de interés compuesto.

Pero afrontémoslo. Hay muchas preocupaciones sobre el futuro del seguro de pensión legal. La edad mínima de jubilación está aumentando lentamente. Y las pensiones oficiales son muy bajas. Y aunque los planes de pensiones privados, pueden ser ideales para algunos ahorradores, no lo son para todos. Así que es cada vez más tu responsabilidad proveer para tu retiro.

Para lograr grandes metas y sueños financieros, no querrás invertir en inversiones de bajo interés o en planes de ahorro para la jubilación. ¿De qué forma vas a pagar esas tres semanas de vacaciones en Bali, ese lujoso apartamento en Tulúm, o tus viajes cada 4 años a los mundiales de fútbol? Para lograr eso...

Abre una cuenta de valores

En la actual era de Internet, es fácil y barato abrir una cuenta de valores en línea. Estas cuentas son ofrecidas por muchas de las principales instituciones financieras.

Las cuentas de valores en línea (corredores en línea) ofrecen todas las herramientas que ofrecen las cuentas de valores convencionales. A una fracción del costo. Dile adiós a las llamadas telefónicas prolongadas, a las altas comisiones y saca provecho a tu ya desarrollada habilidad de hacer clic (al llegar hasta aquí, ya has demostrado esa habilidad) para comprar y vender acciones de las principales empresas de tu elección; en todo el mundo.

Acción: Si aún no tienes una cuenta de custodia en línea, abre una. Pero compara las comisiones o cobros por manejos de cuenta - cada peso cuenta!

Resumen

No inviertas en la bolsa de valores el dinero que estás seguro que necesitarás a corto plazo. A la bolsa de valores va sólo aquel dinero que necesitarás en 10 años o más.