Ahorrando dinero en la vida diaria: Alimentación

Comida saludable(CC 0) silviarita

Hay muchas maneras de ahorrar dinero en el tema de la comida. Lo bueno es que en la mayoría de los casos nuestra salud también se beneficia. Los dulces o la comida rápida que dejemos de comer hoy son dinero a largo plazo. Quien ahorra dinero de esta manera, automáticamente se vuelve más sano y mejora su forma física. Muchas cosas pueden ser más fáciles con una buena planificación.

Consejo de ahorro #1: Cocinar en casa

La comida rápida, las visitas a restaurantes y el café matutino para llevar, a la larga, hacen un agujero profundo en el presupuesto del hogar. Los gastos que son malos para la salud o causados por la pereza pueden ser recortados directamente. Las visitas a restaurantes que aportan alegría a la vida y que se perciben conscientemente pueden mantenerse.

Para muchas personas, el cocinar se convierte en una actividad  divertida, se aprenden nuevas habilidades y sus activos crecen más rápido. Al mismo tiempo, tenderás a comer más sano si cocinas para ti, lo que te beneficiará de por vida.

Consejo de ahorro #2: Ahorre dinero mientras cocina

Dos pequeños consejos para cocinar: Si pones la tapa de la olla cuando se calienta, necesitarás menos energía. El calentar el agua en la tetera primero, también hace que se requiera menos energía. La energía/gas no gastado, es dinero ahorrado.

Consejo de ahorro #3: Alcohol y cigarros son dinero en efectivo

Lo bueno de los hábitos dañinos es el doble efecto que tenemos cuando cambiamos algo de nuestro comportamiento: Nuestra salud se beneficia y al mismo tiempo ahorramos más de nuestro dinero duramente ganado. Dejar de fumar o reducir el alcohol es una gran palanca para nuestra salud y para ahorrar dinero rápidamente.

Consejo de ahorro #4: Repensar el consumo de carne

Los que se dan cuenta de sus gastos también pueden cuestionar qué tipo de hábitos alimenticios se han establecido. El alto consumo de carne no sólo conduce a un deterioro de nuestro medio ambiente, sino que también se come mucho de su dinero duramente ganado. Aunque algunos supermercados ofrecen cortes de carne a precios relativamente económicos, la carne sigue siendo un producto muy caro.

No todo el mundo tiene que hacerse vegetariano inmediatamente, pero vale la pena preguntarse si se puede reducir el consumo de carne. Si comes carne menos a menudo, ahorrarás dinero, al reducir tus gastos en carne de baja calidad podrás darte ese "lujo" de vez en cuando y adquirir carne de mayor calidad. Seguirá siendo algo especial y el planeta y su fortuna serán felices.

Consejo de ahorro #5: Tomar agua en lugar de refrescos

El agua supera con creces a los refrescos. Porque la mayoría de los refrescos, a menos que los prepares tú mismo, contienen demasiada azúcar. Además el precio de un refresco es siempre mayor al del agua.

El consumo de bebidas azucaradas significa una ingesta de calorías sin valor nutritivo para el cuerpo. Como el azúcar va directamente a la sangre, las bebidas no contribuyen a la saciedad. Esto significa que el exceso de energía rápidamente aterriza en las caderas.

Podría decirse, que cada longa equivale a una cantidad considerable de dinero "invertido" en kilos y en mala salud. Es mejor ahorrar el dinero e invertirlo en la bolsa de valores y no malgastarlo tomando refrescos.

Resumen

Al cambiar tus hábitos alimenticios hacia una vida más sana estarás logrando dos cosas positivas al mismo tiempo: una mejor salud y mejores finanzas. Estos consejos puedes empezarlos hoy mismo.