El pequeño truco del cambio - el ahorro regular puede ser tan fácil

Monedas de 5,000 pesos mexicanos(CC BY 2.0) LUISG2005

Ya sea a través de una tasa de ahorro mensual, un plan de ahorro ETF o la tradicional alcancía: el ahorro regular juega un papel importante en la planificación del presupuesto. Una posibilidad sencilla de usar es el llamado "truco del cambio".

El "truco del cambio" es extremadamente simple, efectivo y puede ser usado sin ningún tiempo de espera. No hay un límite superior para la cantidad que se puede ahorrar con este truco.

Así es como funciona el "truco del cambio"

La forma en que funciona el truco se explica básicamente de forma rápida y sencilla: Tan pronto como un billete de cien pesos está en tu cartera, se guarda y termina en un sobre separado con todos los demás billetes de cien pesos. Y eso es todo. Si recibes un billete de cien pesos como cambio en el restaurante o durante la compra en el supermercado, lo separas inmediatamente. Si el cajero automático te da algún billete de cien al retirar el dinero, también se separa inmediatamente. Siempre que un billete de cien pesos llega a ti - tan pronto como está en tus manos, se pone inmediatamente a un lado y se guarda. Si separas en promedio 4 billetes de cien pesos a la semana, te ahorrarás más de 5,000 pesos al año.

Después de un cierto período de tiempo, los billetes de cien pesos que se guardan continuamente pueden haberse acumulado en una gran cantidad de dinero. Todo es posible, dependiendo de cuántos billetes de cien pesos se acumulen en absoluto, pero también de la consistencia y el tiempo que se consiga hacer el truco.

Por qué funciona este truco

Al usar este truco, todo lo que vemos es el billete de cien pesos que sale de la cartera. Por regla general, el "impedimento" resultante y percibido en la vida cotidiana no es demasiado significativo ni demasiado drástico. Al mismo tiempo, sin embargo, la cantidad ahorrada sigue acumulándose.

El truco no está limitado a billetes de cien pesos. Para los hogares con menos margen de maniobra, en los que cien pesos dejarían permanentemente un hueco demasiado grande en el presupuesto, el truco también puede utilizarse con billetes de 50 o 20 pesos, o incluso con monedas de monedas de 10 o 20. Si, por otro lado, te sobra mucho dinero, puedes hacer lo mismo con billetes más altos. El procedimiento exacto está sujeto a la flexibilidad en todos los aspectos.

Cuando era un niño, utilice este truco por primera vez. En ese entonces juntaba todas las monedas de 5,000 pesos que obtenía y las iba guardando en una taza. La moneda era nueva y para mí 5,000 pesos valían mucho. No recuerdo con exactitud cuantas monedas junté, pero eventualmente tuve que utilizar varias tazas y despues cambié a un bote grande.

Lo realmente importante

El éxito o el fracaso de este truco depende en última instancia de un componente: la constancia. Si decides guardar cada billete de cien pesos en el futuro, entonces cada billete de cien pesos deberá ir en la alcancía - sin excepciones. Una vez que se haya fijado un plazo o una hora exacta, la alcancía sólo debe ser sacrificada entonces y no antes.

Resumen

Decide que moneda o billete es el que quieres ahorrar y apégate a tu plan. La constancia y disciplina son la clave del éxito. Solo si cumples cabalmente con tu propuesta lograrás ahorrar dinero.