Como entender e identificar las burbujas especulativas

Burbuja de jabón(CC 0) Alexas Fotos

Los modelos económicos existentes son criticados, entre otras cosas porque no pueden explicar y predecir adecuadamente las crisis. Una y otra vez, aparecen burbujas especulativas. Como inversionista debes entender cómo sucede esto. Echemos un vistazo a la crisis financiera de 2008.

La mayoría de los bancos prestaron el dinero de sus clientes, por ejemplo, a personas que querían construir una casa y tenían que pedir un préstamo para ello. Estos reciben el dinero, pero tienen que devolverlo a plazos, incluyendo los intereses. Si los propietarios no pueden pagar las cuotas del préstamo, el banco tiene el derecho de vender la casa para utilizar los ingresos para recuperar el dinero prestado. Estas hipotecas fueron el punto de partida de la crisis financiera.

En ese contexto, incluso las personas sin ingresos regulares podían obtener préstamos, aunque no se sabía si alguna vez los devolverían. Y, por supuesto, eso fue exactamente lo que ocurrió mucha gente no pudo pagar en cierto momento. Los bancos ofrecieron las casas a la venta, pero hubo una verdadera inundación de casas en el mercado inmobiliario. La oferta era muy elevada, por lo que los precios cayeron. Los bancos pensaron en formas cada vez más absurdas de obtener ganancias con los préstamos hipotecarios después de todo.

Inicialmente lograron hacerlo agrupando las hipotecas con otros productos financieros en fondos, las llamadas obligaciones de deuda garantizada (en inglés: Collateralized Debt Obligations), y negociándolas como valores. En el caso de un incumplimiento de la hipoteca, la pérdida sería por lo tanto limitada. Quienes invirtieron en estos fondos no eran conscientes del riesgo porque las hipotecas arriesgadas se perdieron en la mezcla de inversiones. Pero eso no fue todo: incluso estos paquetes de valores fueron atados con otros y negociados. Los bancos de todo el mundo podrían entonces apostar por el rendimiento de un paquete de préstamos lleno de préstamos arriesgados.

En algún momento, sin embargo, demasiados préstamos dudosos ya no pudieron ser atendidos. Los bancos tuvieron que aceptar pérdidas de miles de millones e incluso los grandes bancos tuvieron dificultades de pago, algunos sólo se salvaron gracias a la ayuda del Estado. Millones de personas perdieron sus trabajos y sus bienes.

La crisis financiera es un ejemplo aterrador de lo que sucede cuando las personas firman contratos que no entienden y confían ciegamente en los asesores bancarios. Porque si más propietarios no hubieran pedido préstamos en primer lugar, no habría habido ninguna burbuja especulativa.

Hay dos simples indicadores que ayudan a predecir tal burbuja:

1. Cuando cada vez más personas que no están interesadas en el mercado de valores compran una acción en particular.

2. Cuando el mercado de valores ocupa cada vez más espacio en la cobertura de los medios de comunicación.

Resumen

Cuando el mercado se ve inmerso en una burbuja especulativa es solo cuestión de tiempo para que esta explote. Si logras identificarla a tiempo podría hacerte incluso ganar dinero.