Cómo evitar las deudas

Mujer con bolsas de compras(CC 0) Andreas Lischka

Compra a plazos, paga después, ahorra la mitad: Dondequiera que vayamos, estamos tentados a endeudarnos. Hoy te mostraremos cómo evitar caer en la trampa de la deuda.

Desde el "Viernes Negro" (Black Friday) y el "Prime Day" de Amazon hasta el "Buen Fin" y la venta de "Media Temporada": A lo largo del año estamos inundados de ofertas, precios de ganga y supuestas "mega-ganancias". En todas partes los carteles de venta rojos parpadean hacia nosotros, ya sea en la siguiente esquina o en internet.

Aparte del hecho de que los descuentos prometidos no son tan grandes como se anuncian (porque los comerciantes fijan de antemano precios iniciales elevados), esas "ofertas de ahorro" para los consumidores amantes de las gangas son sobre todo una trampa de la deuda. Sin embargo, con algunos trucos, puedes evitar tales "trampas".

Cómo evitar las deudas

No hay duda de ello: Si estás buscando una nueva lavadora porque la antigua ha dejado de funcionar, por supuesto también puedes echar un vistazo a la mercancía a precio reducido en el catálogo de la tienda de electrodomésticos. Es un hecho bien conocido que las empresas no se anuncian para ofrecer a sus clientes exactamente lo que han estado buscando durante meses de todos modos. No, los carteles publicitarios, los spots y los anuncios tienen como objetivo principal convencer a los clientes potenciales de que necesitan algo que ni siquiera sabían que necesitaban. Cualquiera que haya hecho clic en las ofertas de los mayoristas de tecnología o en la venta de liquidación de la marca de moda conoce esta sensación: En realidad no estás buscando nada - pero de repente las nuevas rocolas están disponibles a mitad de precio - ¡¿Tienes que ir por una?!

En realidad, no. Porque son precisamente esos gastos, los que uno debería ahorrar como consumidor.

El mito de la "oferta de ahorro"

Si quieres, puedes seguir una sabiduría del rapero estadounidense Jay-Z: "No puedes comprarte algo a menos que puedas comprarlo dos veces", dijo una vez el músico en una entrevista. En inglés: "You cannot afford something unless you can buy it twice".

También puede ayudar si siempre te haces esta pregunta cuando compras artículos en oferta: ¿Compraría el producto aunque no estuviera rebajado?

Si no es así, entonces es mejor dejarlo pasar, porque: Aunque sólo tengas que pagar 800 pesos en lugar del precio normal de 2000 pesos - entonces no has "ahorrado" 1200 pesos. Has gastado 800 pesos. Saldo negativo.

El problema de los meses sin intereses (MSI)

Muchos establecimientos lo ofrecen: el 0% de financiación, también llamado "meses sin intereses". Sin embargo, esta tentadora oferta tiene sus inconvenientes. Lo bueno de los MSI, es que los consumidores pueden realmente adquirir cosas que normalmente no podrían pagar de un solo golpe pagando en cuotas sin intereses. Sin embargo, es una rareza que las ofertas sean de buenos precios. Después de todo, al final el comerciante paga los intereses del préstamo contratado y querrá compensarlo con un precio más alto.

Otra desventaja para el consumidor es que con una financiación del 0%, se vuelve tan bueno como transparente para la institución de crédito. Porque quien quiera pedir un préstamo gratuito tiene que proporcionar todo tipo de datos personales, está permanentemente a disposición del prestamista y está constantemente inundado de nuevas ofertas.

Otro problema es que el comprador/deudor puede perder de vista cuanto dinero le está costando y podría llegar a adquirir más cosas pensando que todo a primera vista PARECE ser muy barato. El slogan "abonos chiquititos, para pagar poquito," es una gran mentira y mucha gente no lo ve.

Asegúrate correctamente

Es un tópico que puede sonar casi cínico. Pero la mejor manera de evitar las deudas es gastar menos de lo que tienes. Es un hecho que en el curso de tu vida te enfrentas a situaciones que pueden tener un gran impacto financiero. La lavadora descompuesta es un ejemplo clásico. O tal vez pierdas tu trabajo de repente o tu independencia no funcione como debería. ¿Quizás te estafan cuando compras una casa o tu sociedad se rompe, un divorcio caro y una mudanza tienen que ser pagados? Los escenarios de terror son muchos y muy variados. Puede que no podamos prepararnos emocionalmente para todo esto, pero podemos prepararnos financieramente.

Para ayudar en los gastos imprevistos: Guarda un fondo de reserva (unos 3 o 4 sueldos mensuales netos), que puedes depositar con seguridad en una cuenta de dinero de llamada. Cuanto más tengas ahorrado, mejor.

Resumen

Las tiendas quieren que les des tu dinero a cambio de cosas que no necesitas. Tienes que mantener los ojos abiertos y evitar caer en la tentación. No toda oferta lo es en realidad.