Un inventario de tus finanzas te dice cuánto debes invertir

Reloj en arena(CC 0) Thomas Skirde

Antes de sumergirte en el mercado de valores, piensa cuidadosamente en cuánto quieres invertir y en qué período de tiempo. La estrategia más gratificante es una estrategia de compra y retención (buy and hold, en inglés) en la que se invierte durante el mayor tiempo posible. Así que necesitas saber exactamente cuál es tu situación financiera.

Para ello, en primer lugar, se hace un balance adecuado con todos los activos (todo lo que hace que ingrese dinero en tu cuenta) y todas las deudas (todo lo que hace que dinero salga de tu cuenta). ¿Tienes ingresos por rentas, pensiones o participaciones en empresas? Intenta estimar las cantidades lo mejor que puedas. Hay calculadoras en línea para elaborar ese balance. Si tienes experiencia, puedes probar Microsoft Excel u otro programa de hoja de cálculo. Luego puedes crear un estado de flujo de caja, preferiblemente usando tus estados de cuenta bancarios.

A partir de esta base, puedes reflexionar sobre algunas preguntas básicas: ¿Cuánto dinero tendrías que retirar de tus activos para mantener tu nivel de vida? ¿O prefieres limitarte un poco más para dejar una mayor herencia a tus hijos si es necesario (si es que tienes hijos por supuesto)?

Luego mira al futuro a través de las gafas matemáticas: estima tu esperanza de vida (en México para los que ahora tienen alrededor de 30-40 años deberá andar por los 90 años) y pregúntate cuánto duraría tu dinero y a qué tasa de gasto. Esto suele llevar a varias consideraciones, como si quieres vender tu casa y mudarte a una propiedad más pequeña. Este panorama financiero es ya más que el que tienen la mayoría de los hogares cuando se jubilan. Te da una buena impresión de si y cuánto debes invertir.

Si quieres saber más sobre esto, consulta la simulación de Monte Carlo. Con este método, un algoritmo utiliza tus datos para crear diferentes escenarios, normalmente alrededor de mil. Este método te permite incluir ciertos factores inciertos en tus cálculos, como por ejemplo, cómo se desarrollará el rendimiento de tu cartera. También permite modelar escenarios con diferentes expectativas de vida. Hay sitios web que pueden ayudarte a hacerlo, o puedes consultar un planificador financiero.

Resumen

Al tomar una decisión basada en las matemáticas te sentirás mejor al saber que has tomado la mejor decisión posible. Aunque tome tiempo hacer el análisis previo, los resultados valdrán la pena.