¿Deseas ser millonario? Si te comportas así... ¡nunca lo lograrás!

Figura con dólares(CC 0) Peggy und Marco Lachmann-Anke

¿Has resuelto convertirte en millonario? Por ejemplo, como un propósito para el año nuevo o más bien como propósito para una década... ¿O es ese tu objetivo a largo plazo para la jubilación?

Especialmente porque los ejemplos de cálculo comunes muestran un sólido retorno: Es posible hacerse millonario con la ayuda de acciones o ETFs. Especialmente si empiezas lo antes posible y le das tiempo al efecto del interés compuesto para que se desarrolle completamente.

Sin embargo, también hay algunos factores que te harán más lenta la consecución de este objetivo. Hoy, veamos qué comportamientos te impiden llegar a ser millonario. Y cómo puedes trabajar en ellos.

Consumo

Quien quiera volverse millonario, debe tener en cuenta una cosa: Simplemente no hay espacio para el consumo que sea significativamente alto. Con un objetivo tan ambicioso, muchos ahorradores e inversores tienen que asegurarse de ahorrar cada peso si es posible. Y no de repente a fin de mes darse cuenta de que en realidad casi no queda nada que ahorrar.

Para alcanzar el uno mágico con los seis ceros (de dólares), puede que tengas que ahorrar más en lugar de menos. Por lo tanto, tu enfoque debería ser quizás buscar y encontrar más opciones de ahorro cuando sea posible. Y no gastar demasiado en el consumo excesivo.

Hasta cierto punto, convertirse en millonario es también una cuestión de actitud. El ahorrador ambicioso, básicamente se resigna a vivir siempre por debajo de sus posibilidades para poder permitirse más durante muchos años y décadas. Si no puedes hacer eso, tienes garantizado que lo pasarás mal.

¡Sólo estás apostando por el ahorro!

Quien pretenda juntar un millón de dólares a base de ahorrar lo tendrá sumamente complicado. Incluso si se toma en cuenta un período de 40 años, se puede ver que es casi imposible llegar a ahorrar un millón, sobre todo si se es un trabajador asalariado de 9am a 5pm.

40 años son 480 meses, y si quieres juntar el millón en un período así, tienes que ahorrar una media de más de 2,083 dólares (más de 40,000 pesos al mes!) cada mes. Eso podría ser demasiado incluso en un período tan largo de tiempo.

Por lo tanto, si quieres acercarte a este objetivo de manera más realista, dependes de los retornos para utilizar un valioso catalizador. O sólo para poder convertirse realmente en millonario.

Crees que no te importa el dinero

No te importa el dinero, pero ¿aún quieres ser millonario? Si es así, puedo decirte una cosa: estas dos actitudes no van juntas. Si quieres alcanzar metas más ambiciosas, básicamente tendrás que poner algo de atención en tu planificación financiera. No hay lugar para la igualdad aquí.

Si realmente no te importa el dinero y no te importa mucho la creación de riqueza, probablemente nunca sucederá. A menos que juegues a la lotería, al casino o a otros juegos salvajes. Sin embargo, aquí el resultado es más que incierto.

Convertirse en millonario, por lo tanto, requiere muchas cosas. Pero también una actitud sana y positiva sobre el tema del dinero, que te permite perseguir tus ambiciosos objetivos.

Conviértete en millonario: ¡Es posible!

Con mucho tiempo, un alto rendimiento y disciplina puedes llegar a ser millonario. Sin embargo, si actúas demasiado conservador, no te centras en los rendimientos y no tienes una buena mentalidad en el tema, ya puedo decirte hoy: Es mejor no intentarlo en absoluto.

Resumen

Gastando mucho, solo ahorrar (sin invertir) y creer que el dinero no es importante son tres pilares que te impiden ser millonario. Con mucho tiempo y los métodos correctos es posible ser millonario.