Ahorrando dinero en la vida diaria: Compras

Mujer subiendo por las escaleras eléctricas en un (CC 0) StockSnap

Lo que compramos, dónde y cómo, es muy importante si queremos ahorrar dinero y acumular activos a largo plazo. Esto comienza con la compra de comida.

Consejo de ahorro #1: Compras semanales y precios por kilo

Hágase el hábito de hacer una compra semanal en lugar de varias pequeñas compras de comida. Esto tiene dos efectos: Comprará comida más sana y ahorrará dinero al mismo tiempo. Esto se debe a que ya estás pensando en las comidas de cada día para las compras semanales. Las compras espontáneas de comida no saludable después de un día estresante se vuelven  mucho más raras.

Al mismo tiempo, el lugar donde hagamos la compra tiene un efecto directo en el ahorro. Los precios de los alimentos y otros productos no es el mismo en todos los supermercados, por eso debes comparar y elegir cual es la mejor opción para ti. Al ver los precios siempre debes comparar el precio por unidad (kilogramo, litro, etc.). Los supermercados conocen muy buenos trucos de marketing y psicología para tratar de engañarnos y hacernos comprar el producto que a ellos les deja más ganancia, que por lo regular es el más caro para nosotros los consumidores. A veces los productos más económicos están en la parte inferior del estante o las unidades en los precios no son las mismas, es decir a uno le ponen el precio por kilogramo y a otro por gramo.

También es recomendable comprar sólo con el estómago lleno: Esto reduce el umbral de inhibición de las cosas inútiles y poco saludables.

Consejo de ahorro #2: Gimnasia en el supermercado

Si quieres ahorrar dinero cuando compres, puedes intentar no sólo buscar los productos que se encuentran a la altura de los ojos, sino también hacer algo de gimnasia: agachando y estirando a menudo encontramos productos más baratos de la misma calidad. Recuerda que el supermercado es una compañía que vive de sus ventas y por lo mismo querrá vender aquellos productos que le dejan mejores ganancias.

También tiene sentido poner atención a las ofertas (siempre verifica que sean ofertas de verdad!) y comprar frutas y verduras de temporada. Al comprar frutas fuera de temporada, seguramente estás comprando un producto importado que al supermercado le costó más traer, ese margen lo querrá ganar también en la venta al público.

Consejo de ahorro #3: La regla de los 30 días contra las compras impulsivas

A través de las compras en línea en Amazon, MercadoLibre, etc., comprar se ha vuelto más fácil que nunca. Sin embargo, a menudo nos tienta a comprar cosas que después de poco tiempo nos parecen innecesarias y así quemamos nuestro dinero. Para evitar que esto suceda y evitar las compras impulsivas, la regla de los 30 días ayuda: Para compras medianas y grandes, espera 30 días antes de actuar.

Por ejemplo si al inicio del mes quieres comprar otra televisión, no la compres de inmediato aunque tengas el dinero. Piénsalo 30 días, si aún consideras que la compra es sensata, puede hacerla con la conciencia tranquila. La probabilidad de que ya no se necesite el artículo después de un corto tiempo se reduce significativamente. Si no tienes el dinero suficiente, NUNCA pidas un crédito para comprar artículos de consumo como una televisión.

Consejo de ahorro #4: El que compra barato, compra dos veces

Una ventaja de hacer las nuevas compras con más cuidado es que tendrás que comprar cosas con menos frecuencia. Al mismo tiempo tienes más dinero disponible cuando realmente necesitas algo. En este caso puedes permitirte herramientas de mejor calidad, zapatos o ropa que duren más.

Por ejemplo, si necesitas un destornillador compras uno de buena calidad, no uno que sea el más barato y de calidad baja. Si compras el de calidad baja, seguramente tendrás que comprar otro al poco tiempo de uso. Mientras que los de buena calidad duran mucho más. Además, en el caso de las herramientas, trabajar con herramientas de calidad hace el trabajo mucho más sencillo.

Consejo de ahorro #5: Reparar en lugar de reemplazar

En la sociedad actual, tendemos a comprar cosas nuevas rápidamente cuando algo se rompe. Sin embargo, muchas cosas pueden ser reparadas con poco esfuerzo. A mi bicicleta se le salía el aire, compré el kit para reparar ponchaduras por alrededor de 60 pesos y la reparé sin problemas. Si compraba una llanta nueva el gasto hubiera sido mucho mayor. También en mi celular cambié la pila cuando ésta dejó de funcionar correctamente.

Muchas cosas son en realidad fáciles de reparar, basta con ver un (o varios) tutorial(es) en YouTube para lograrlo. Si eso es demasiado para ti, puedes ir a lugares especializados en los que te pueden reparar una llanta ponchada o cambiar alguna pieza del teléfono.

Consejo de ahorro #6: Comprar artículos usados o de segunda mano

Cualquiera que quiera ahorrar dinero en la vida diaria puede hacer un hábito el considerar antes de hacer una compra si es desventajoso comprar el artículo usado. A menudo, después de una semana de usar la bicicleta o el teléfono, no nos damos cuenta si la compramos como nueva o usada al principio.

La gran ventaja es que ahorramos mucho dinero, porque tenemos que gastar menos dinero cuando lo compramos y obtenemos menos pérdidas o incluso ganancias cuando lo revendemos. Al comprar artículos usados por internet, asegúrate de que sea de un proveedor reconocido y que en caso de problemas te pueda devolver el dinero.

Consejo de ahorro #7: Rentar en lugar de comprar

En el pasado he podido ahorrar dinero y tiempo pidiendo prestado y prestando herramientas. Tengo un rotomartillo muy bueno que mis familiares y amigos me han pedido con frecuencia. No todo el mundo necesita o debe tener uno. Antes de comprar objetos, vale la pena buscar ofertas para pedir prestado o preguntar a tus amigos. Importante: Siempre debes regresar a tiempo las cosas y en buen estado cuando te fueron prestadas.

En las tiendas de construcción, las herramientas más grandes, se pueden alquilar por una pequeña cuota. Un truco de ahorro que también ahorra espacio en su propia casa.

Resumen

Al ir de compras con mayor conciencia, podrás ahorrar dinero cada semana. Incluso si pones más atención a tu alrededor encontrarás nuevas opciones que te ayudarán en tu propósito de ahorrar.