¿Cómo saber cuando vender una acción?

Letrero de se vende(CC BY-SA 2.0) Javi

Saber cuándo vender es un aspecto crucial, pero que se pasa por alto, de la inversión. Conseguir acciones a precio de ganga puede no significar nada si no se vende cuando se debe. Lamentablemente, no existe una fórmula para encontrar el mejor momento para vender. Philip Fisher, uno de los mejores inversores de todos los tiempos, dijo una vez: "Si el trabajo se ha hecho correctamente cuando se compra una acción, el momento de venderla es - casi nunca."

Lo que es correcto para usted depende de su estilo de inversión particular y su tolerancia al riesgo. Tal vez le gusten las compañías de alto vuelo y riesgo alto, y su volatilidad no le moleste. O tal vez sea evasivo al riesgo, y cualquier ganancia o pérdida significativa lo mantiene sin poder dormir. O lo más probable es que estés en algún lugar en el medio. Para algunas personas, mantener una acción con una gran ganancia puede ser estresante. Para esas personas, lo recomendable es vender partes de esa acción ganadora. Incluso podrías venderlo todo, pero recuerda, esto también puede causar estrés. Puede que te arrepientas de haber dejado una empresa que te gusta, conoces y en la que crees.

En otros casos, vender una acción para redistribuir los recursos podría tener sentido. El costo de oportunidad de perder nuevas ganancias puede justificar la venta de una participación actual. Esa puede ser una estrategia sólida para vencer al mercado. Por supuesto, hay riesgo en vender una compañía para comprar otra, así como hay riesgo en mantener lo que ya tienes.

Sí, la gestión de la cartera es personal, pero tenga en cuenta que invertir no debe arruinar su vida. Si lo hace, no lo estás haciendo bien, no importa qué acciones elijas. Venda, y reconsidere su estrategia y el nivel de riesgo apropiado.

Con eso en mente, aquí hay 5 razones por las que podrías vender una acción.

Razón 1: Mejores oportunidades

A veces no hay nada malo en una compañía o en sus acciones, simplemente hay mejores oportunidades que traen más beneficios para tu dinero.

Debes considerar la venta de acciones menos atractivas (incluso con pérdidas) si piensas que podrás conseguir un mejor trato en otro acción.

Razón 2: Cambio de negocio

"Lo Único Constante es el Cambio" (Heráclito)

Podrías vender si:

  • La capacidad de la empresa para obtener beneficios se ha paralizado o se está desvaneciendo claramente.
  • La dirección experimenta cambios significativos o toma decisiones cuestionables.
  • Una nueva amenaza competitiva emerge o los competidores se desempeñan mejor de lo esperado.

También toma en cuenta los desarrollos desfavorables en la industria de una compañía. Aquí, es importante delinear entre los cambios temporales y permanentes. En un descenso, las cifras financieras pueden sufrir incluso para las empresas mejor dirigidas. Lo importante es cómo estas empresas aprovechan los efectos en su industria para mejorar su posición competitiva.

Razón 3: Sobre-Valoración

Todos estamos aquí a largo plazo, pero a veces el Sr. Market muestra demasiado amor a nuestras acciones. Considera vender si el precio de una acción ha llegado a un punto en el que ya no refleja el valor subyacente del negocio.

Razón 4: Tesis de inversión errónea

Todo el mundo comete errores. A veces, simplemente se te escapa algo. Deberías considerar seriamente la posibilidad de vender si resulta que tu razón para comprar las acciones era errónea, si tu valoración era demasiado optimista, o si subestimaste los riesgos.

Razón 5: No puedes dormir

Es difícil poner un valor en dinero a la paz mental. Si tienes una inversión cuyo destino ha girado de tal manera que ahora te hace perder el sueño, podría ser el momento de mover tu dinero a otra parte. Ahorramos e invertimos para mejorar nuestra calidad de vida, no para desarrollar enfermedades. El estrés por una acción podría hacer que pierdas la concentración y tomes decisiones precipitadas en otra parte de tu cartera o en tu trabajo.

Resumen

Aunque decidir el momento para vender es un tema personal, con estas cinco razones podrás tomar una mejor decisión u obtener una base para hacer tu propio cuestionario para elegir las ventas.