¿Cuánto dinero ahorrar al mes hoy para vivir bien en la vejez?

Hombre viejo feliz(CC 0) Rudy Anderson

Hay muchas buenas razones para ahorrar dinero: Estar preparado para los momentos de crisis o las grandes reparaciones, mantenerte económicamente independiente en el futuro o simplemente dormir más tranquilo. Por último, pero no menos importante, están los que ahorran inteligentemente que pueden aumentar sus activos. Pero para hacer esto, primero hay que abordar el tema del ahorro. Aclaremos preguntas importantes sobre el tema.

Acumular reservas vs. acumular activos

¿Qué es exactamente "ahorrar"? Para saber cuánto debes ahorrar, debes saber la razón o la meta. En principio, se pueden distinguir dos tipos de ahorro.

1. La acumulación de reservas: Todo el mundo debería saber que la lavadora tarde que temprano acabará descomponiendose o que el coche necesitará una pieza de repuesto. Aunque estos eventos siempre sorprenden en la vida cotidiana, son hasta cierto punto predecibles. Los artículos de mayor costo en la vida diaria también son compras caras (por ejemplo, una nueva laptop) o un viaje de vacaciones. Por lo tanto, tiene sentido reservar dinero que se destine precisamente a esos fines. Estas reservas deben ser relativamente accesibles y flexibles.

2. Acumular activos: Si se ahorra sin tener algún producto de consumo de por medio, suele ser para acumular activos. El uso que se la da al dinero es completamente libre y los bienes deben hacer la vida más cómoda en la vejez. Independientemente de si busca independencia financiera o quiere asegurarse un buen extra para su jubilación: construir un poco de riqueza nunca está mal. Para que esto funcione eficazmente, debe invertir su dinero durante un período de tiempo más largo, por ejemplo en fondos y acciones.

Al considerar qué tasa de ahorro es apropiada, uno siempre debe tener en cuenta que un dólar vale diferentes cantidades para diferentes personas. Alguien que gana 1200 dólares (27,000 pesos) netos tiene que presupuestar de manera muy diferente a alguien que tiene 5000 dólares (112,000 pesos) al mes a su disposición.

Según el Inegi la tasa de ahorro en México es alrededor del 13 por ciento del salario. Sin embargo, hace cinco años la tasa de ahorro en el país fue negativa (-1.7 por ciento). Esto significa que existen muchos hogares que no ahorran o bien que no les alcanza para ahorrar.

La cuestión de la tasa de ahorro también debería tener en cuenta el propósito. Como "ahorros" o reservas, se recomienda tener al menos tres salarios mensuales netos listos para cualquier imprevisto. Por ejemplo, si ganas 2000 dólares (45,000 pesos) netos, deberías tener 6000 dólares (135,000 pesos) listos para usarlos en caso de que tu coche o lavadora se averíe. Para acumular esas reservas y también para acumular activos, una tasa de ahorro del 10% es un buen punto de referencia a seguir.

Intenta dividir tus ingresos de la siguiente manera:

  • 60 por ciento para cosas esenciales como el alquiler y la comida
  • 30 por ciento para cualquier gasto
  • 10 por ciento para ahorrar

Para muchas personas resulta imposible reservar el 10 por ciento de sus ingresos. En este caso la regla es: ahorra todo lo que puedas. Incluso un 1, 3 o 5 por ciento se sumará a una buena cantidad de ahorro a lo largo del tiempo, lo que puede ser extremadamente importante en los malos tiempos. Tu objetivo no tiene qué ser forzosamente la independencia financiera.

¿Cuánto se debe ahorrar para la vejez?

De acuerdo al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), 4 de cada 10 mexicanos de 65 y más años de edad se encuentran en situación de pobreza. El ingreso mensual promedio para alguien que hizo aportaciones voluntarias a un AFORE asciende a 5,865 pesos.

En promedio, el ingreso mensual de un mexicano con una pensión contributiva asciende a 5 mil 865 pesos - unos 260 dólares al mes. El ingreso para las personas que no hicieron aportaciones ascienden a 610 pesos por mes en promedio. Esto quiere decir que la pensión, por sí sola, no siempre alcanza para sostener un hogar.

Por esta razón, cada vez es más importante hacer provisión privada para la vejez en lugar de depender de la pensión estatal.

Supongamos que un trabajador gana 50,000 pesos al mes promedio durante toda su vida. Y trabajó desde los 20 a los 67 años, al momento de retiro tendrá un saldo acumulado en su AFORE de 3,179,467 pesos incluidos los rendimientos futuros. Y una pensión mensual estimada de 15,097 pesos, esto representa sólo un 30.2% de su último salario.

Supongamos que al retirarse, el trabajador baja su estilo de vida y ahora requiere sólamente el 80 por ciento de su último salario para vivir, es decir 40,000 pesos al mes. Supongamos también que el trabajador vivirá hasta los 90 años - entonces tendrá que cubrir un déficit de 25,000 pesos mensuales por 23 años. Esto resulta en que el trabajador tendrá que haber ahorrado de forma privada 6.9 millones de pesos.

Es obvio que esto no se logra necesariamente poniendo algo en una cuenta de ahorros cada mes. Para conseguir esas sumas, es necesario invertir sus activos, por ejemplo en acciones y otros productos de inversión rentables. Además, cuando pienses en esto, recuerda que entre los 30 y los 60 años de edad, quizá tengas que pagar una casa en cuotas altas, lo que hará que tu tasa de ahorro en estos años baje. Es probable que estos gastos desaparezcan a la edad de jubilación y deben tenerse en cuenta al decidir cuánto dinero necesita cada mes.

Revisa cuanto dinero has aportado a tu AFORE y cuánto más estarás aportando hasta tu retiro, analiza tus gastos hoy y haz un cálculo de cuáles serán éstos en el futuro - utiliza un valor de 80% de tus gastos actuales, si pagas hipoteca puedes deducir ese costo suponiendo que termines de pagar antes de tu retiro. Con eso podrás calcular el déficit que tienes que ir compensando desde hoy.

Comienza tu plan de pensiones privado lo antes posible. Cuanto más tiempo ahorres, menor será el gasto mensual.

Resumen

Las pensiones estatales no son suficientes para vivir bien en la vejez. Por esta razón, cada vez es más importante hacer provisión privada para la vejez en lugar de depender de la pensión estatal.