No quemes tu dinero en cuentas de ahorro

Dolar siendo quemado(CC 0) Foto-Rabe

¿Has observado cuánto interés se ha acreditado a tu cuenta de ahorros últimamente? ¿0%? Bueno, eso no sería sorprendente. Los ahorros de mucha gente están disminuyendo gracias a la inflación (lee aquí ¿Qué es la inflación? Explicación sencilla) y a los bajos tipos de interés. Las cuentas de ahorro están más enfocadas hacia la preservación de tu capital y a cumplir metas de corto plazo, ya que te permiten tener un acceso rápido a tu dinero justo cuando lo requieras. No obstante, con esta herramienta los intereses que recibirás serán mínimos y en relación con el importe que hayas ahorrado.

Y así como los tipos de interés son cada vez más bajos, la población activa también se está reduciendo en muchos países - incluyendo México. El problema aquí son los sistema de pensiones que se basan en el llamado sistema de pago por uso. Esto significa que la población activa actual financia las pensiones de hoy. Si hay cada vez menos trabajadores en una sociedad cada vez más envejecida, cada vez entrará menos dinero en las arcas. Al mismo tiempo hay cada vez más jubilados. Así que probablemente no puedes esperar una pensión decente dentro de 30 años.

Por lo tanto, es importante que encontremos otra forma de invertir el dinero para más adelante. Se sabe que los billetes y monedas que tenemos en nuestras manos no tienen ningún valor en sí mismos. El valor del dinero moneda es ficticio. Cuando lo invertimos, lo gastamos hoy en algo que puede hacernos ganar más dinero más tarde, esto se llama activos. Un coche o un teléfono, por otro lado, no son activos, sino pasivos. Cuestan dinero, pierden valor rápidamente y NO generan dinero. Si quieres aumentar tu dinero, gastarlo en pasivos resulta igual de malo que guardarlo en una cuenta de cero interés.

La mayoría de los ahorradores aún no lo han entendido. En México, el promedio de ahorro asciende a casi 13% del salario. El problema es que muchos ahorros están simplemente abajo del colchón, en préstamos a familiares o en las llamadas tandas. Si tienes tu dinero "ahorrado" en uno de esos tres esquemas, debes sacarlo inmediatamente de ahí ya que estás en alto riesgo de perderlo todo. Guardar tu dinero en cuentas de ahorro, cuentas corrientes y cuentas de depósito a plazo fijo es un poco mejor que las anteriores pero aun así siguen siendo ahorros y no inversiones. Es decir, no sumas activos a tu flujo de dinero.

Pocas personas en México ponen su dinero en fondos de inversión. Según un artículo de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), solo 35 de cada 10,000 mexicanos (es decir el 0.35%!) de la población económicamente activa invierten en acciones. Para que esto cambie, se necesita una mentalidad diferente en cuanto al dinero. Se necesita que la gente piense más a largo plazo y que conozca más de temas financieros. Y tú, ¿ahorras o inviertes?

Resumen

Guardar tu dinero en cuentas de ahorro o abajo del colchón es prácticamente lo mismo. Con ambos esquemas tu dinero no hace más que devaluarse. Para darle la vuelta a eso, tienes que invertirlo.