Acaba con tus deudas

Mano saliendo del agua(CC 0) Ian Espinosa

Los que gastan permanentemente más dinero del que ganan tienen problemas de dinero y caen rápidamente en la trampa de la deuda. En el mundo actual, con muchos deseos de consumo, cada vez más gente tiene dificultades con sus finanzas y se endeuda. Cualquiera puede aprender a manejar el dinero correctamente, pero requiere cierta disciplina.

Las dificultades en el manejo del dinero no deben tomarse a la ligera. En tales casos no sirve de nada esconder la cabeza en la tierra y dejar las facturas sin abrir, por ejemplo. Los problemas de dinero no se resolverán solos. Y entre más tiempo te tardes en actuar, más grande será la bola de nieve que caerá sobre ti.

Incluso las personas con ingresos altos pueden tener problemas para manejar sus finanzas si los gastos regulares son permanentemente más grandes que los ingresos.

Más aún, las personas con ingresos bajos tienen dificultades financieras. El poco dinero disponible se gasta a menudo en cosas que no son realmente necesarias. Cualquiera que gaste más dinero del que gana debe considerar la posibilidad de prescindir del auto o de los cigarros o si es absolutamente necesario comprar productos de marca cuando se compran bienes de consumo.

En cualquier caso, los préstamos de consumo siempre deben ser tabú. Las deudas que se hacen para el consumo son "deudas estúpidas", porque al final siempre acabas pagando más por las supuestas compras necesarias. Esto incluye comprar más de lo que se puede pagar con la tarjeta de crédito.

Sólo aquellos que realmente han aprendido a manejar el dinero con sensatez y solidez no tendrán preocupaciones más serias con el dinero.

Sin deudas y con una base financiera sólida se puede vivir más liberado y además, en cuanto a la salud, estará mucho mejor que con un montón de preocupaciones económicas. Así que no pierda el tiempo. Empiece hoy con la transformación de su situación financiera.

Sin embargo, recuerda que también existen las deudas buenas como lo vimos en un artículo anterior. Dependiendo de la rentabilidad del modelo de negocio, este enfoque puede ser rentable, ya que los ingresos generados se utilizan en parte para pagar la deuda.

Si tienes que pagar deudas y además quieres ahorrar dinero, puedes hacerlo con una mezcla de 60:40 o 70:30, por ejemplo. Esto significa que entre el 60 y el 70% del dinero que queda después de la deducción de los gastos mensuales se utilizan para hacer pagos al capital de la deuda y se ahorra (o invierten en acciones) del 30 al 40%.

Esto tiene el factor motivador de haber ahorrado ya algo de dinero después del fin del pago de la deuda. Y a partir de ese momento, se añadirá el otro 60 a 70%, lo que debería conducir a una acumulación bastante rápida de capital.

Resumen

Vivir sin deudas no solo mejora tus finanzas, también tiene efectos positivos en tu salud. Solo quien ha aprendido a manejar el dinero de manera responsable estará libre de deudas a largo plazo.