En tiempos de crisis, apuesta por acciones devaluadas

Juego de ajedrez con un perdedor(CC 0) stevepb

Muchos expertos de la bolsa han afirmado que hay que arriesgar mucho para ganar mucho. Eso no es (siempre) cierto. Para ganar mucho sin arriesgar mucho, puedes invertir en valores con un perfil asimétrico de riesgo/rendimiento.

Una relación asimétrica entre el riesgo y el rendimiento significa que las perspectivas de aumento de una acción son más probables que nuevas pérdidas de precio. Esto es exactamente lo que hace el famoso inversor Paul Tudor Jones. Invierte según el principio de cinco a uno: sólo invierte diez dólares si espera cinco veces la ganancia, es decir, 50 dólares. Un margen tan alto le permite errar en un increíble 80 por ciento de los casos. Esto suena poco realista, pero es matemáticamente comprensible.

Si Tudor Jones hace cinco inversiones diferentes a 1000 dólares cada una y cuatro de ellas terminan completamente en cero dólares, todavía tiene la única inversión exitosa en la que los 1000 originales crecen a 5000 dólares. Así que incluso si sólo invierte el 20 por ciento correctamente, no perderá al final. Tiene 5000 dólares en la mano, como al principio. Pero si sólo pierde en dos de cinco compras, las cosas se ven muy diferentes. Si 2.000 dólares se esfuman, aún quedan tres inversiones exitosas. Estos 3.000 dólares aportan hasta 15.000 dólares. Así que Tudor Jones siempre se asegura de que la posibilidad de retorno sea mayor que el riesgo de pérdida en los mercados.

Una forma concreta de aplicar esta norma es invertir en valores que han caído como resultado de una crisis actual y que se negocian claramente por debajo de su valor.

Piensa en la devastadora crisis financiera de 2008, cuando literalmente todo el mundo era pesimista sobre el futuro. Justo en este momento es cuando se debe invertir en acciones. Se debe invertir en esas acciones cuyos precios han caído tan bajo que la única opción es al alza. En marzo de 2009, por ejemplo, el valor de las acciones del grupo bancario internacional Citigroup se desplomaron de 57 dólares a 97 centavos de dólar. Pero el valor se recuperó a cinco dólares por acción en sólo cinco meses. ¡Eso es un enorme aumento del 500%!

Resumen

En época de crisis, invertir en aquellas buenas empresas cuyos valores han perdido mucho puede ser una buena estrategia ya que a veces éstas ya no pueden perder más y el único camino es a la alza.