¿Cómo gastar menos dinero?

Cartera amarrada(CC 0) Steve Buissinne

"Gastar menos dinero" probablemente terminará regularmente en las listas de propósitos de Año Nuevo, pero en la mayoría de los casos, falta el sistema adecuado para cumplirlo. Para mucha gente, "gastar menos dinero" es sinónimo de "ahorrar más". Y como esto último restringe drásticamente el comportamiento del consumidor, la gente pronto abandona sus buenas intenciones y sigue como antes. Pero aquellos que gastan el dinero más conscientemente también gastarán menos a largo plazo. Con estos trucos, finalmente lograrás tus objetivos de ahorro.

Llevar un registro de tus gastos

La intención de "gastar menos dinero" es completamente inútil si no sabes cuánto dinero gastas cada mes. Probablemente tengas una vaga idea de la cantidad, pero no podrías poner una cifra exacta si te la piden.

El problema es que normalmente sólo recordamos los grandes gastos que determinan si gastamos mucho o poco. Nos olvidamos de todos los pequeños gastos espontáneos que pueden acumularse hasta una suma considerable a fin de mes.

Para tener una idea de tu dinero, es por lo tanto útil mantener un registro de tus gastos. En él puedes apuntar todos tus gastos, clasificados por categoría. Puedes anotar en tu smartphone los pequeños gastos que hagas en efectivo y transferirlos después a tu Excel o libreta donde llevas el control.

Este método hace el dinero mucho más tangible. La comparación de los ingresos y los gastos hace más difícil tirar el dinero por la ventana.

Fijar un presupuesto

Siguiendo el punto anterior, se pueden definir presupuestos para gastos específicos como un suplemento. Esos presupuestos pueden crearse para gastos recurrentes como gastos de viaje, alimentos o ropa.

Podrías, por supuesto, anotar los presupuestos en el libro de gastos y luego tratar de adherirte a ellos. Si te resulta difícil cumplir con tu presupuesto y terminas gastando de más, puedes utilizar un método más tangible y crear un sobre para cada categoría con el presupuesto fijado en efectivo. Los gastos se pagan sólo con este dinero, así que no se puedes gastar más.

Los que no quieran tener tanto dinero en casa pueden trabajar con subcuentas o cuentas corrientes adicionales, en las que siempre hay sólo la cantidad de dinero que se destina a los gastos respectivos. Puedes automatizar las transferencias a estas cuentas usando una orden permanente. De esta manera, la cantidad deseada aterriza en la cuenta cada mes. Sólo asegúrate de no sobregirar las cuentas - si no, saldrá más caro todo!

Calcular los ingresos netos por hora

Ahora que tienes una visión general de tus gastos e ingresos, deberías tomarte el tiempo de calcular tus ingresos netos por hora. Hay simples calculadoras para esto en Internet. Esta cifra compara aún más tus gastos y te facilita gastar menos dinero. Sabiendo este número sabrás cuantas horas tienes que trabajar para poder comprar el nuevo teléfono de moda. Serás más consciente de la relación de tu tiempo vs. tus gustos.

Poner en tela de juicio los gastos más a menudo

Si quieres gastar menos dinero, sobre todo debes controlar tus compras impulsivas. Hay algunos trucos para esto.

Si de repente sientes una necesidad urgente de comprar en la carretera, debes poner un temporizador a 10 minutos y durante este tiempo piensa intensamente si realmente necesitas el producto o si estás actuando por capricho.
Cuando se compra en línea, es útil mirar primero lo que ya se posee. Así que si quieres comprar ropa, primero debes mirar en tu guardarropa. Seguro que encontrarás allí ropa "nueva" que no se ha usado hasta ahora y que podría combinarse para hacer un gran conjunto. Lo mismo se aplica, por supuesto, a todos los demás tipos de productos, ya sea una tablet, herramientas o muebles nuevos.
Duerme una noche sobre cada decisión de compra, porque al día siguiente el mundo suele verse diferente. Esto se aplica no sólo a los grandes gastos, sino también a todos los pequeños, no necesariamente necesarios.

Aplica (si aún no lo haces) estos cuatro métodos desde hoy y pon un objetivo de ahorro para dentro de una semana, por decir 10 dólares (empieza con algo factible y fácil). Al terminar la semana si ahorraste esos 10 dólares, ahora ve por 15 o 20 dólares y sigue subiendo tu objetivo hasta que encuentres tu punto máximo. Cuando llegues a tu máximo nivel de ahorro después de varias semanas, el camino habrá sido tan gradual que habrás gastado menos casi casi sin darte cuenta y habrás cambiado tus hábitos de consumo de manera lenta - por lo que la probabilidad de una recaída se disminuye.

Resumen

Con estos 4 métodos concretos puedes empezar a gastar menos dinero desde hoy mismo. El siguiente paso depende de ti, establece objetivos fáciles de ahorro e incrementa éstos gradualmente.