Malas inversiones: Aléjate de estas inversiones (Parte 1)

Signo de alto(CC 0) ndemello

El mundo de las inversiones es diverso y complejo. Con la inversión adecuada, es posible obtener considerables beneficios. Pero no todas las inversiones valen realmente la pena. A veces la perspectiva de beneficios atractivos en realidad esconde una pérdida dolorosa.

Pero, ¿cómo se puede saber de antemano si una inversión será un fracaso en lugar de un retorno? Nunca hay una certeza absoluta. Sin embargo, si la inversión cae en una de las siguientes categorías, las alarmas deben sonar de forma estridente.

1. Cuentas de ahorro

Las libretas o cuentas de ahorro son probablemente el ejemplo más obvio de una mala inversión. Es cierto que hoy en día nadie pensaría en llamar a una cuenta de ahorros una inversión potencialmente rentable. Los tipos de interés han estado de capa caída durante demasiado tiempo. Sin embargo, este método de inversión todavía goza de cierta popularidad. La razón de esto es la supuesta seguridad que promete una cuenta de ahorros. Muchas personas parecen estar satisfechas con la certeza de que su dinero está entonces al menos seguro.

Sin embargo, esta es precisamente la falacia. Incluso en tiempos de baja inflación, los tipos de interés no son ni siquiera suficientes para compensar la pérdida de valor causada por la inflación. Al final, cualquiera que apuesta en una cuenta de ahorros elige perder sus activos a plazos.

2. Lotería

Las cosas son diferentes con la lotería. Mucha gente compra boleto de lotería regularmente. Los costos de esto no son muy altos a primera vista. Sin embargo, los que juegan a la lotería regularmente a lo largo de los años tiran una suma sorprendentemente grande de dinero a la basura. Aunque la perspectiva del premio principal es tentadora. Pero la probabilidad de que esto suceda realmente es más que baja.

3. Penny stocks

Las acciones de centavos se consideran las acciones de los apostadores por excelencia. A primera vista, pueden parecer bastante atractivos para muchos inversores. Son muy baratos, por lo que está muy extendida la idea errónea de que su precio sólo puede subir. Sin embargo, hay una razón por la que estos valores están tan mal valorados. La mayoría de las veces pertenecen a empresas que ya están cerca de la quiebra. Si esto sucede, el precio puede bajar un poco más de lo esperado.

Además, muchas acciones de centavos son el objetivo de los especuladores. Por un lado, esto significa que los precios pueden ocasionalmente subir bruscamente. Sin embargo, esto no suele durar mucho tiempo. Los inversores que quieren subirse a un tren en movimiento aquí corren el riesgo de perder una gran parte de su dinero invertido.

4. Aerolíneas

Warren Buffett una vez llamó a las aerolíneas una "trampa mortal para los inversores". Unos años después él mismo entró en varias aerolíneas con su compañía de inversiones Berkshire Hathaway. Sin embargo, lamentaría este paso amargamente cuando la pandemia estallara.

Incluso antes de la crisis de Corona, la industria de la aviación nunca tuvo que esperar mucho tiempo para la próxima quiebra de una aerolínea. La lista de nombres prominentes que tuvieron que tomar el camino a la insolvencia es larga. Algunos incluso fueron por este camino más de una vez. En el clima actual, hay incluso menos razones de las habituales para invertir en una aerolínea.

Resumen

El dicho no todo lo que brilla es oro aplica también para las inversiones. En el mundo de las inversiones existen activos que lucen atractivos pero viendo a detalle resultan acabar con tu dinero.