¿Por qué siempre debes llevar un billete de 100 dólares?

Billetes de 1 dólar(CC BY-NC 2.0) Federal Register

¿Rara vez llevas dinero en efectivo y prefieres pagar con tarjeta o el teléfono móvil? Entonces probablemente gastes más de lo que quieres. El responsable de esto es un efecto psicológico.

Si tienes un billete de 50 o 100 dólares en tu cartera, probablemente gastes menos dinero. Eso es lo que dice la Dra. Mary Gresham, una psicóloga americana de Atlanta.

Según la psicóloga, tendemos a pensarlo dos veces antes de "romper" billetes más grandes porque los consideramos "dinero especial". El cerebro valora el dinero de forma muy diferente. En general, el pago con dinero en efectivo aumenta el "dolor de pagar", lo que conduce a un umbral de inhibición. Esto se aplica especialmente a los billetes grandes.

El concepto se llama contabilidad mental y se trata de cómo tomamos decisiones financieras basadas en nuestras asociaciones. Estas asociaciones no siempre son racionales, por lo que las decisiones resultantes rara vez parecen lógicas.

El valor psicológico de los billetes grandes

"Tratamos el dinero de manera diferente dependiendo de cómo lo clasifiquemos," asegura Gresham. "Consideramos que muchos billetes pequeños son insignificantes, mientras que los grandes son especiales."

Supongamos que recibes un billete de cien dólares o cinco de veinte. Es mucho más probable que saques los billetes de 20 euros para pagar cantidades más pequeñas, lo que hace más probable que gastemos el dinero más rápido - esto está confirmado por un informe de investigación publicado en el Journal of Consumer Research. El mismo estudio también muestra que un grupo de estudiantes de prueba que recibió cuatro monedas de 25 centavos tenía más probabilidades de invertir ese dinero en dulces que los estudiantes a los que se les dio un billete de un dólar.

El efectivo duele

Otro aspecto interesante es que la proporción de dinero en efectivo en las ventas cayó por debajo del 50 por ciento por primera vez en 2018. Pero esta tendencia es bastante contraproducente para ahorrar dinero. Después de todo, manejar monedas y billetes se supone que intensifica el "dolor de pagar" y hace que la gente se lo piense dos veces antes de realizar una transacción, dice Jeff Kreisler, coautor de "Dollars and Sense: How We Misthink Money and How to Spend Smarter". Las técnicas modernas de pago pueden ser un verdadero problema para las finanzas. Porque: "Cuanto más cosas suceden automáticamente, más fácil es gastar el dinero. Y eso no siempre es bueno".

En última instancia, cualquier cosa que te haga pasar más tiempo haciendo una compra es probable que te ayude a tomar decisiones más informadas. Si generalmente prefieres pagar con tarjeta, Mary Gresham tiene una recomendación muy especial para ti. Envuelve un billete grande alrededor de tu tarjeta de débito/crédito. Esto te ayudará a visualizar que hay dinero real en juego cada vez que te plantees una compra.

Nota: Dólares o el billete de mayor denominación de tu pais

Resumen

El efectivo en la cartera, y especialmente los billetes grandes, pueden ayudar a reducir los gastos. Pagar con tarjeta o teléfono es tan cómodo que nos resulta fácil hacer compras innecesarias.