Seis principios básicos para alcanzar la libertad financiera a los 35 años

Pareja en libertad(CC 0) mohamed Hassan

Steve Adcock se retiró en 2016 a los 35 años después de ahorrar un millón de dólares. Pudo hacerlo porque había ahorrado alrededor del 70 por ciento de sus ingresos durante varios años. A otras personas que quieran seguir su ejemplo, les recomienda seguir los siguientes 6 principios básicos.

Si quieres leer más acerca de Steve, revisa su página web: https://steveadcock.us/

1. Hacer que la libertad financiera sea el objetivo número 1

La independencia financiera y la jubilación anticipada no son algo que se pueda conseguir de casualidad. Si realmente quieres ser independiente de las restricciones financieras, tienes que poner toda tu atención en este objetivo. Steve Adcock considera que este es el prerrequisito básico para lograr lo mismo que el.

A lo largo de los años, él mismo estaba cada vez más insatisfecho con su trabajo. A finales de sus veinte años se había dado cuenta de que no quería pasar el resto de su vida en un trabajo de 9am a 5pm y corriendo de una reunión a otra. Por lo tanto, decidió concentrarse completamente en la jubilación anticipada.

Para realizar esto, a veces se necesitan cambios drásticos en los hábitos financieros. Quien quiera ahorrar alrededor del 70 por ciento de sus propios ingresos sólo puede hacerlo si el objetivo de la independencia financiera tiene la máxima prioridad.

2. Aumenta activamente tus ingresos

Sin embargo, no basta con restringir los gastos solamente. En lugar de ello, también se debe buscar activamente el aumento de los ingresos. Adcock hace hincapié en que nunca se gana tanto como para que no valga la pena buscar más oportunidades de generar ingresos.

Por un lado, exigió con éxito un aumento de sueldo a su jefe dos veces. Además, más tarde logró convencer a sus superiores para que lo ascendieran. También trabajó como blogger, youtuber y autor independiente. Estaba constantemente buscando nuevas formas de aumentar sus ingresos.

3. Invierte sabiamente

Según Adcock, otra piedra angular debe ser la inversión de los ahorros. Su propio enfoque siempre ha sido en cosas cuyo valor ha aumentado naturalmente con el tiempo. Esto incluye valores de todo tipo, bienes raíces, pero también sus propios negocios.

Es particularmente importante que estas inversiones realmente rindan suficientes beneficios a lo largo del tiempo. Las libretas de ahorro y las pólizas de seguro de vida no son, por lo tanto, adecuadas como inversiones rentables desde hace tiempo. Es cierto que las clases de activos de mayor rendimiento también están asociadas a su propio riesgo. Pero si se aborda el asunto con una estrategia de inversión sensata y una gestión de riesgos suficiente, se puede aumentar considerablemente el patrimonio propio a lo largo de los años sin tener que trabajar por ello usted mismo.

De hecho, es mejor empezar a invertir lo antes posible. Sin embargo, Adcock dice que nunca es demasiado tarde para empezar con una inversión sensata. Si no lo has hecho antes, encontrarás una gran cantidad de información y material didáctico en línea. Sin embargo, en caso de duda, también se puede consultar a un asesor financiero independiente.

4. Vigilar de cerca todos los gastos

Si quieres ahorrar una fortuna a medio plazo, debes tener siempre claro qué gastos implica y para qué utilizas realmente tu dinero cada mes. El simple hecho de hacer compras/gastos al azar sólo conducirá al éxito en muy pocos casos.

Por lo tanto, Adcock subraya la importancia de un meticuloso plan de gastos. Merece la pena echar un vistazo a cada uno de los gastos. No es raro que un vistazo al extracto de la cuenta revele varias oportunidades de ahorro. Es importante no ignorar ni siquiera las pequeñas cantidades. Con el tiempo, estas cantidades se suman y resultan en gastos sorprendentemente grandes.

También es importante establecer las prioridades de gasto correctas. En lugar de ahorrar e invertir sólo el dinero que queda al final del mes, siempre se debe apartar la cantidad prevista al principio del mes. Sin embargo, el "dinero de juego" para diversiones personales sólo debería deducirse a fin de mes.

5. La automatización es importante

Manejar tus propias finanzas es a veces una tarea agotadora. No se trata sólo de pura complejidad. A menudo requiere mucha disciplina y autocontrol. Siempre existe la tentación de retener algo de dinero y gastarlo en cosas no planeadas.

Pero para evitar ser tentado en primer lugar, Adcock sugiere una solución simple: Automatizando tus finanzas. Si planeas invertir parte de tus ingresos regularmente, también debes pensar en obtener una cuenta separada para este dinero. Una parte del dinero previamente determinada se registra automáticamente en la cuenta respectiva.

Este método también se puede utilizar para el dinero de la casa y de bolsillo. Esto hace que sea fácil establecer reglas que determinen cuánto dinero tienes disponible para cada artículo en el mes. El truco está en que no hay que ser demasiado ambicioso para ajustarse a su presupuesto cada mes. Si quieres romper tus propias reglas, tienes que acceder activamente a las otras cuentas.

6. Deshacerse de las cosas que no necesitas realmente

En la sociedad de consumo actual, la mayoría de la gente se ha acostumbrado a gastar dinero en todo tipo de cosas sin pararse a pensar si realmente necesitan estas cosas. Incluso Steve Adcock una vez tendió a permitirse coches y motos caras y fue muy liberal con su dinero.

Hoy en día, él y su esposa llevan un estilo de vida mucho más frugal. Ambos tratan de gastar dinero sólo cuando tiene sentido para ellos. Por ejemplo, sólo se pueden permitir un nuevo teléfono inteligente cuando el viejo se ha estropeado por completo.

Adcock enfatiza que al final no se trata de negarse a sí mismo todas las alegrías de la vida. Más bien, deberías aprender a concentrarte en las cosas que realmente te dan placer y que no se olvidan después de unos días. La gente que tiene éxito en esto, vive una vida más satisfecha completamente independiente de su riqueza.

Resumen

Para lograr la libertad financiera se requiere de trabajo y mucha fuerza de voluntad. Sin embargo SÍ es algo alcanzable - o al menos puedes tratar acercarte a ella siguiendo los pasos de Steve Adcock.